top of page

La importancia del idioma en los contratos con China

En el contexto de la elaboración de contratos en China, la elección del idioma en la redacción de estos juega un papel fundamental en la claridad de las transacciones y en la resolución de posibles disputas. En este artículo, exploraremos detenidamente la cuestión de si es más ventajoso tener los contratos redactados en chino o en otros idiomas, y su importancia en la prevención de problemas y futuros conflictos.


El idioma en el que se redacta un contrato es una cuestión clave y estratégica. Aunque muchos contratos internacionales se redacten en dos o más idiomas, es esencial designar un idioma oficial para evitar problemas futuros en caso de disputas. Además, la elección de idioma determina cómo se resolverán las disputas en el futuro. Si un contrato se redacta en ambos idiomas, se debe especificar un idioma oficial en caso de conflicto. Tener dos idiomas oficiales aumenta la posibilidad de ambigüedad y los costos legales asociados con la interpretación del contrato.


Centrándonos en China, cuando nos encontramos ante un litigio, es primordial que el contrato esté en chino. Si el contrato está en inglés, los tribunales chinos utilizarán a sus propios traductores, lo que puede llevar a interpretaciones sesgadas o incorrectas. Por ello, siempre recomendamos a nuestros clientes la traducción de dichos contratos al chino con anticipación, para garantizar una comprensión precisa antes de la firma.


Además, la exactitud en la comunicación es muy importante, ya que la falta de claridad en los términos y acuerdos puede dar lugar a problemas en las relaciones comerciales chinas. Por ello, proporcionar el contrato en chino cuidadosamente redactado prevendrá conflictos futuros al establecer claramente el contenido del contrato desde el principio.


De la misma forma, la elección del idioma es vital de cara a determinar la ubicación ideal para resolver disputas. Si se opta por la resolución de conflictos en tribunales chinos, tener el contrato en chino es esencial para facilitar y agilizar el proceso, ya que los tribunales chinos suelen ser la mejor opción para abordar disputas de fabricación. Esto se debe a su capacidad para emitir órdenes judiciales rápidamente, como por ejemplo detener la producción no autorizada o la devolución de moldes.


Para concluir, la elección del idioma chino en contratos de fabricación en China es crucial. Asimismo, es importante que el mismo sea minucioso y no deje lugar a contradicciones. Esto prevendrá malentendidos, facilitará y apresurará la resolución de disputas en tribunales chinos.


Por ello, desde nuestra experiencia en China desde el año 2003, los contratos deberían redactarse en chino para poder negociar y evitar problemas a la hora de interpretar los mismos en caso de conflicto ante los tribunales de la República Popular China.


Por Francisco Javier Martín Reyes


Comments


Entradas destacadas
Archivo
Buscar por Tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Pinterest Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
law-firm-alliance_small.jpg
bottom of page